Una de las desventajas de tener una vivienda un piso o apartamento, es la falta de espacio al aire libre. Muchos de los pisos no tienen balcón o terraza, ya que los propietarios o la constructora decidieron dar esos metros a un espacio de la casa que se utilice más. En este artículo vamos a hablar sobre esos pisos que tienen un pequeño o gran balcón en el que poder disfrutar de los días de verano y, por qué no, de los días soleados durante todo el año. El mayor impedimento por el que muchas veces los balcones no son tan utilizados como gustaría es, precisamente, su capacidad. La falta de metros cuadrados en un balcón despertará la mente creativa a la fuerza, para intentar sacar el máximo partido a ese espacio.

Metros disponibles

Antes de empezar con la decoración de tu terraza, lo mejor es cerciorarse de lo que mide exactamente. Con esto, podrás tener una guía a la hora de elegir todo lo necesario. El tamaño importa para distribuir los elementos, y también es interesante abrir la mente y meternos en la cabeza que los elementos pueden servir para más de una cosa, es decir, que cumplen varias funciones. De esta forma, podremos darle mayor versatilidad al espacio.

Iluminación

Si quieres hacer un uso pleno de tu terraza debes equiparla con funcionalidades básicas para no dejarla abandonada por falta de comodidades. La iluminación es una de ellas. Es importante que cuentes con una buena iluminación, sobre todo para las noches de verano en las que podrás disfrutar de las bondades de la terraza con total plenitud. Por supuesto, estamos haciendo referencia a una buena luz fija que aporte una buena iluminación cuando sea necesario, pero también queremos hacer referencia a que cuentes con algún tipo de farolillo con algún led cálido o velas para crear un ambiente más acogedor. ¿Apetece, verdad?

Otro de los puntos a tener en cuenta es disponer de enchufes en la terraza. Es importante con los tiempos que corren tener un enchufe a mano para poder encender cualquier cosa: una lámpara, un televisor, un cargador de móvil, un cargador de ordenador, etc. El hecho de poder tener un enchufe hace aun más atractiva la terraza, ya que incluso podríamos realizar gestiones de trabajo desde allí.

Por otra parte, tambiés es importante que compruebes que la conexión wifi llega hasta tu terraza. Si no es el caso y crees que le puedes sacar partido al uso de internet en la terraza, es interesante que te hagas con una de las antenas wifi de largo alcance para poder tener conectividad sin problema. Como hemos mencionado justo antes, si tienes todas las facilidades, tu terraza también puede ser tu lugar de trabajo en verano.

Enfoque de la terraza

Solo queda decidir que enfoque le quieres dar a la terraza, si tu caso es que no puedes poner todo lo que te gustaría.

Convertir el balcón en el comedor de verano es una de la opciones más fáciles. Solo tienes que elegir una mesa que te deje espacio para color las sillas que necesites y listo. Según el tamaño, puedes escoger una mesa redonda, cuadrada, rectangular… Todo dependerá del número de comensales que os sentéis. Otro truco para ganar espacio es combinar la mesa con sillas plegables. Todo esto está genial, sobretodo si sois unos cuantos en casa, pero si sois únicamente un par de personas, podéis optar por una mesa semicircular pegada a la pared con un par de sillas. El resultado será un espacio coqueto y acogedor, seguro.

Si tu balcón te permite tomar el sol, la opción más sencilla es colocar una tumbona plegable o hinchable. Con este tipo de asiento no tendrás límites, ya que podrás llevarlo a la playa y la piscina sin problema. 3 por 1.

Un chillout es la opción más llamativa para aprovechar este espacio. Un lugar en el que poder disfrutar de una bebida refrescante y un libro. Puedes conseguirlo con un par de cojines a modo de asientos, una toalla como tapiz y una mesita para apoyar lo que necesites. ¡Disfruta!

Valora nuestra guía y comparte nuestras opiniones

No votes yet.
Please wait...
Voting is currently disabled, data maintenance in progress.